Derechos humanos

Colombia ocupa regularmente la primera plana de las noticias internacionales. Droga, mafia y violencia estan tristemente asociados a este lejano país. Los medios de comunicación exacerban estos aspectos, lo que excluye desgraciadamente muchos otros. Pocas personas en Europa, saben que miles de dirigentes sindicales y sociales han perdido la vida o han sido encarcelados por haber defendido los derechos elementales de la población. Colombia es desgraciadamente es el país del mundo, donde hay los más numerosos crímenes contra los periodistas y los sindicalistas. Y seguramente también, el lugar donde hay los más numerosos asesinatos en contra de niños pobres, de marginales y de prostitutas, es lo que llaman ‘limpieza social’ efectuado por policías y para militares, pagados por comerciantes.

La imagen distorsionada que tenemos de Colombia se origina en la confusión entre las causas y las consecuencias de la violencia que reina.

La violencia (militar, política ; social o mafiosa) en Colombia es el resultado de un régimen político, económico y social que mantiene a la población local sumidas en la pobreza y la explotación. Colombia posee importantes reservas naturales de gas y petróleo y su riqueza en vegetación y en agua dulce despierta la voracidad de las multinacionales europeas, norteamericanas y asiáticas. Ellas además las explotan sin escrúpulos, dejando tras su paso importantes daños ambientales, y explotando a los trabajadores sin defensa. Este régimen reaccionario al servicio de intereses extranjeros es la causa del conflicto social y armado colombiano.

El conficto actual dura desde hace 60 años. El 9 de abril de 1948, Jorge Eliecer Gaitán Ayala, dirigente progresista del Partido Liberal, es asesinado. Numerosas manifestaciones de repudio estallan, a pesar de la violenta represión. Así, en una sóla manifestación, 300 personas fueron asesinadas… La represión rápidamente se propagó a todo el país, transformadose en una guerra de exterminación contra los miembros del Partido Liberal y otras fuerzas progresistas. Pero, progresivamente la guerrilla se desarrolla en el campo, especialmente a 400 kms al Sur de Bogotá, la capital. Paralelamente, los EEUU en la paranoia de la Guerra fría, asimilaron los insurgentes colombianos a simpatizante comunistas. El 18 de mayo de 1964, tuvo lugar la primera tentativa de erradicación de la naciente guerrilla : la operación LASO (Latin American Security Operation), financiada y coordinada por EEUU. Diez y seis mil hombres, equipados con helicópteros, aviones de reconocimiento, bombarderos y artillería fueron lanzados contra éstos jóvenes mal armados. Sin éxito. Después del plan LASO, los EEUU no han cesado de aumentar su implicación en el conflicto colombiano. Las autoridades norteamericanas, con el objetivo de ganar la batalla que perdieron en 1964, conciben en 1999 el Plan for Peace, Prosperity, and the Strengthening of the State, conocido como Plan Colombia. Este plan ha sido elaborado en inglés, en Estados-Unidos, sin la más mínima participación de las autoridades colombianas.

Con el paso del tiempo, el conflicto se complejizó, implicando a presente a todo el país y se ha transformado en un mucho más violento. Todas las tentativas de solución militar de parte del establecimiento, no han hecho más que agravar la situación de la población, por la violencia y la pobreza como también, por el endeudamiento considerable del país. ‘En un inicio el costo total del Plan es de 7.500 millones de dólares, pero este costo aumentó. De este total Colombia aporta 4.500 millones de dólares, Estados-Unidos aporta 3.500, la Unión Europea aporta 1.000 y diferentes organismos financieros aportan 900 millones de dólares...’
De esta suma astronómica sólo el 93,4% son destinados a la guerra por la vía de la compra de armamento, y solamente, 6,6% es destinado a ‘otros’ fines. Así, este Plan de paz como lo llaman sus financiadores, es en los hechos en un 93,4% un plan de guerra. Además, este plan internacionaliza el conflicto. La presencia y la actividad de tropas colombianas, apoyadas por las tropas de Estados-Unidos, en las fronteras con el Ecuador y Venezuela son una prueba.

Las siete bases norteamericanas en Colombia

El Presidente Obama desea instalar siete bases militares con tropas norteamericanas en Colombia. Estas tropas estarán bajo comando norteamericano y no deberán rendir ninguna cuenta a las autoridades colombianas. Inclusive si provocan graves infracciones, delitos o asesinatos de nacionales. No contentos de promover la guerra, EEUU la esparcen. La Casa Blanca y el Pentágono tratan de involucrar toda la región con el objetivo de impedir la consolidación y la expansión del proceso de emancipación en curso en Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, proceso que cuenta con fuertes simpatías en todo el continente. P. Coverdell, senador conservador norteamericano y promotor del Plan Colombia, lo confirmó al declarar : ‘Para controlar Venezuela, es necesario de intervenir militarmente en Colombia.’ (abril 2000)

Una contradicción creciente

Hoy en día, colombia es utilizado por EEUU para expandir el neoliberalismo y la guerra. El modelo colombiano actual, reaccionario, de una violencia extrema, de dependencia extranjera, antidemocrático y bárbaro, es el modelo que EEUU aspiran a imponer a todo el continente latinoamericano y todo en flagrante contradicción con las promesas de Obama.

Ejemplo de la contradicción creciente, han surgido tres coordinaciones entre los países latinoamericanos : el Grupo de Río, UNASUR y el ALBA de las tres instancias EEUU han sido excluidos. La contradicción entre la aspiración al cambio que conocen las naciones de las regiones y el deseo de los norteamericanos de retomar el control, es la base de la nueva crisis sobre las bases norteamericanas en Colombia. Pero es el pueblo colombiano que paga el precio de la guerra interna y las derrotas de EEUU sobre el continente. Esto explica porque día a día, disminuyen los espacios de libertad, lo mismo que los derechos democráticos y sindicales, los cuales son el objeto de ataques sistemáticos de parte del Estado ; ya sea de la administración de la justicia ; de las fuerzas armadas y su brazo paramilitar, etc.

RG

Créer un site gratuit avec e-monsite - Signaler un contenu illicite sur ce site

×