2010 – Año de lucha... 2011 – Año de lucha...

 

2010 – Año de lucha...

2011 – Año de lucha...  

 

José Mayuza fue consejal en el Meta por la Unión Patriótica (UP). Ante las amenazas contra su vida había tenido que deplazarse al departamanto del Valle e instalarse con su familia en el municipio de La Unión. Fue asesinado frente a su almacén el 31 de diciembre del 2010 por las fuerzas oscuras de la represión oligárquica, las cuales no cejan en su afán de culminar el genocidio de la UP.

Al hacer el balance del año en Colombia, se constata la acentuación de los graves problemas del país, particularmente en el tema de los derechos humanos. Más de 3000 fosas comunes fueron inventariadas por la Fiscalía, resultado de crímenes cometidos estos últimos 15 años por los paramilitares que se beneficiaron de la llamada ley de “justicia y paz”. El fenómeno de los falsos positivos se dio a conocer mundialmente como una especialidad del ejército colombiano. Se trata de personas declaradas guerrilleros caidos en combate, pero que son en realidad civiles asesinados, a veces camuflados con el uniforme guerrillero, a fin de inflar los resultados “positivos” del ejército. Esta conducta macabra habría causado 1800 muertos según la ONU, en realidad casi 5000 según las organizaciones colombianas de defensa de los derechos humanos. Los presos políticos son casi 7000, se trata de personas generalmente acusadas, sin prueba, de colaboración con la rebelión. Estas personas salen generalmente libres, después de meses, o años, de una fastidiosa pelea jurídica. El objetivo de la oligarquía colombiana es quitarle los mejores cuadros al movimiento popular, el cual sigue existiendo, potente, impetuoso, tenaz, como una propuesta política libertadora en potencia.

 

En la elección presidencial de 2010 muchos colombianos vieron al Polo democrático alternativo (PDA) con mucha esperanza. Sin embargo el resultado, decepcionante, y las divisiones internas, desconcertantes, nos recordaron cualdifícil es entrar en el sistema político oligárquico colombiano. Uribe pudo entonces dejar su silla a su ex-ministro de Defensa, Santos, sobre quien pesan sospechas de inacción frente a los falsos positivos, y quien a pesar de un discurso de reconciliación nacional mantiene la lógica guerrerista. La emergencia de una alternativa política democrática es el reto para 2011 y los años venideros.

Aunque lo nieguen los grandes medios, el conflicto armado sigue en Colombia, incluso se intensifica. En el 2010 el ejército tuvo casi 2500 bajas, cifra superior a la del año 2009, y también superior a la del 2002, año del inicio del gobierno de Uribe. Esta cifra es también superior a la del conflicto afgano, cuya existencia nadie cuestiona. Sin embargo surge una esperanza, en diciembre del 2010 Piedad Córdoba, de Colombianas y Colombianos por la Paz, aceptó una vez más el rol de mediadora activa para coordinar la liberación de cinco rehenes detenidos por las FARC. Esperamos que estas liberaciones se den antes que termine el mes de enero. Estas acciones humanitarias, positivas, deberían también servir para construir una política global y avanzar hacia la salida negociada al conflicto fratricida en Colombia.

La CPCP, punto de encuentro de la solidaridad con las luchas del pueblo colombiano por su autodeterminación, por la democracia, por la paz con justicia social, continuará en el 2011 sus actividades de información y movilización.

París

Enero del 2011

CPCP

Colombia

Créer un site gratuit avec e-monsite - Signaler un contenu illicite sur ce site